Es un sentimiento de mezcla entre impotencia, rabia, inseguridad, tristeza, lo que siento al recordar lo que ha pasado con el atentado terrorista en Barcelona.

Por circunstancias personales, he tenido que atravesar alguna vez el sentimiento del odio para llegar a la comprensión, y con ello vivir en paz conmigo misma.

En este caso a la comprensión no llegaré jamás, pero sí a la satisfacción, ojo...No a la venganza y mirándolo desde el punto de vista como Coach os diría que coaching sin acción no es coaching, por lo tanto salgamos todos a la palestra y propongamos todos con nuestras opiniones las posibles acciones.

En primer lugar os diré, que apoyo,con mi máxima comprensión y empatía a todos los Musulmanes inocentes que viven en nuestro país, que entiendo lo que tienen que estar sufriendo por aquellas personas ignorantes o racistas que se dedican a meter a todos en el  mismo saco. Ya que tengo muy claro QUE TODOS NO SOMOS IGUALES, SEAMOS DE LA RAZA O PAÍS QUE SEAMOS.

Pero sintiéndolo mucho Musulmanes de España, si vivís aquí tenéis que acatar las costumbres de España, si no queréis que surja el beneficio de la duda, de que todos sois iguales salir a la calle a gritar......que no pertenecéis y que renegais de esa panda de cobardes! denunciar que estos asesinos no os representan!

EL SILENCIO NO MATA INOCENTES, PERO DA VIDA A LOS CULPABLES.

Mi satisfacción sería poder llegar de alguna manera aquellas personas poderosas en el mundo y poder ofrecerles mi granito de arena para poder ayudar a seleccionar más a la gente que entra en nuestro país COJONES! yo no estoy en contra que entren inmigrantes, siempre y cuando vengan a convivir decentemente,no a joder más la perdiz....  

Mi más sentido pésame a los familiares y amigos de las víctimas.